LA MÚSICA, UN CAMINO MÁGICO



En los ojos de los chicos se puede adivinar una canción. La puerta del aula se abre en el Castelfranco y adentro un conjunto de voces invita a quedarte. Son un grupo de 25 alumnos que integran el Coro de la escuela y alimentan con el profesor Juan Manuel Onetti un desafío que los tiene entusiasmados. Después de horas de ensayo, les llega uno de los momentos más especiales.

undefined


Hoy, a las 14.30, partirán rumbo a Carlos Paz con un puñado de canciones para participar del 1° Encuentro de coros de niños del Centro Italiano de dicha localidad. El concierto comenzará a las 19 en el centro italiano de la villa y además de nuestra institución estarán el Coro de niños del colegio DR. Antonio Nores, el Instituto Arte Nuevo y el Centro Italiano de C.P.

“Como experiencia de aprendizaje es importantísimo. Los chicos están entusiasmados. Es la primera muestra y esperan el viaje con muchas ganas”, cuenta el profesor y Director que desde hace varios meses reactivó el Coro de Castel y está comprometido con el proyecto. Alcanza con mirarlo en sus clases, guitarra en mano, conectando con los chicos en un universo propio.

undefined


“Las canciones son unos de los dispositivos que te permiten trabajar muchas cosas y la canción es uno de los medios más importantes. ¿Por qué? En ella ocurren fenómenos musicales como la melodía, el ritmo, la armonía y en la canción converge todo”, explica entusiasmado ante la inminente presentación.
Para Nano –así lo reconocen todos en la escuela- además de lo estrictamente musical, se abre un camino de diversos aprendizajes: “No sólo hay música, también surge la expresión, las letras, su contenido”.
En uno de los últimos ensayos, los niños muestran su expectativa. Algunos repasan las letras de las canciones, buscan afinar con el tono justo y ríen. No faltan los que comentan que el gran día se acerca y el viaje a Carlos Paz ilumina los ojos de varios.

El repertorio elegido fue una búsqueda conjunta. De mucha paciencia y conexión. Probaron temas, habitaron otros y después llegó la hora de ponerse a practicarlos. Habrá diversos géneros para tener distintas experiencias: desde folclore hasta un tema africano que emociona.
La música -ya sea cantar, componer o interpretar- permite un acceso a diversos contenidos: “Se puede trabajar la matemática, la historia, la geografía, ya sea por sus letras, por los significados o lo que representan”, amplía Onetti y puntualiza: “También se trabaja en lo actitudinal; por ejemplo en respetar cuando se canta, hacer silencio, esperar el turno y volver a cantar todos juntos”.

undefined


COMPARTIR Y CANTAR.
Alrededor de las 15.30 los alumnos de Castelfranco disfrutarán de un encuentro junto a las demás escuelas en la Costanera de Carlos Paz. Tendrán tiempo de jugar, compartir la merienda e intercambiar emociones. Después sí llegará la hora del concierto. Cada institución presentará cuatro temas y será el punto de partida hacia nuevos desafíos corales.

 undefined