UN GRITO DE GOL Y A ESPERAR EL MILAGRO...



El Mundial de Rusia 2018 no pasa desapercibido para nadie. A miles de kilómetros de donde jugó Argentina ante Islandia, los alumnos del Primario armaron su propia tribuna para ver el partido en pantalla gigante. No faltaron el aliento, los cánticos y una enorme bandera para darle ánimo al equipo de Lionel Messi y compañía.

El empate 1-1 dejó un saber agridulce porque se esperaba más del elenco nacional; de todos modos, el recuerdo del 1-0 parcial del Kun Agüero quedará para siempre en la memoria de los chicos: abrazos, alegría y la sensación bella de compartir con un otro semejante fiesta ecuménica.

La clasificación a Octavos de final está complicada después de la derrota 3-0 ante Croacia, pero quedan esperanzas y contra Nigeria, mañana, nos jugamos a todo o nada.

ACÁ, UN BREVE VIDEO DEL MOMENTO VIVIDO...