VAMOS A COLABORAR CON UNA ESCUELA RURAL DE SANTA FE



Pablo Lorenzo Luján tiene como hobby ir a pescar. Es hijo de Vilma, una de las cocineras del comedor en Castelfranco y le gusta navegar ríos. Tiempo atrás llegó hasta un pueblito llamado Florencia, al norte de Santa Fe, al límite con Chaco. La idea era llegar al Paraná hacia el este junto a sus amigos, pero antes le sucedió algo: supo de una escuela –la N°6187 de la Vuelta de Obligado- y desde entonces tiene un sueño en todo el cuerpo.

undefinedundefined

¿De qué se trata esta historia? Pablo sabe llevar donaciones a sitios inhóspitos cada vez que viaja a pescar. En esta ocasión conoció al Jefe Comunal de Florencia y este le comentó de una escuela rural con escasos recursos. Entonces no lo dudó cuando regresó a Córdoba: armó una colecta de libros y Castelfranco fue parte del envío solidario. Al tiempo viajó a conocer a Claudia Sandez, Directora de la institución. En su casa conversaron sobre las problemáticas de un sector vulnerable, pero también de la vocación de los maestros y niños por forjar un futuro mejor.

La sorpresa invadió los pasillos del Castel cuando una carta escrita a puño y letra por Claudia agradecía el gesto. En tiempos de crispación, el vínculo entre dos instituciones nació más allá de cualquier distancia. Movidos por la esperanza y las ganas de tender puentes, es que decidimos redoblar la apuesta. Y para eso necesitamos de toda la comunidad de la escuela.

undefined

SEAMOS PARTE DEL VIAJE

Pablo Luján viajará alrededor del 18 de diciembre a conocer la escuela, ubicada a 3,5 kilómetros del pueblo. El camino, los días de lluvia, se vuelve puro lodo e intransitable. A poco de fin de año y Navidad, los invitamos a ustedes para la COLECTA: VUELTA DE OBLIGADO.

¿CÓMO PUEDEN AYUDAR?

El objetivo es reunir mudas de ropa –en buen estado-, zapatillas, juegos didácticos, juguetes, alimentos no perecederos y útiles para hacerlo llegar a los alumnos de la escuela santafesina. La misma tiene los tres niveles: Inicial, Primario y Secundario. Aunque los recursos, según nos comentó la Directora, “no abundan y todo es a pulmón y con mucho amor”.

undefined

-Una cosa es contarlo o leerlo. Pero vivirlo es otra. Hay niños que en invierno andan descalzo. A los 15, muchos de ellos deben ir al campo a trabajar y no tienen otra salida. Se olvidan del colegio y el mundo- comenta Pablo que no ve las horas de conocer a los chicos.

A partir de mañana CASTELFRANCO recibirá las donaciones, que después viajarán hasta llegar a las manos de otros chicos, que también tienen sueños como los que juegan en nuestras aulas.

undefined

 *Lo que decidas traer lo podés entregar en la recepción de la escuela.