CAMPAMENTO EN SAN ANTONIO DE ARREDONDO



A los alumnos de 1° grado todavía les dura la alegría por el campamento en San Antonio de Arredondo. A 43 kilómetros de Córdoba Capital la aventura resultó inolvidable y tuvo todos los matices. Desde disfrutar la vida en la naturaleza con buen clima a divertirse en actividades grupales programadas por los profesores a cargo.

Compartir, interactuar entre pares y fortalecer los vínculos fueron algunos de los objetivos. No faltaron las risas, la noche de las luces con linternas y disfraces dignos de fotografiar.

La importancia del aprendizaje no sólo se consigue en espacios áulicos; sino también en entornos donde el juego aparece como una vía próspera y pone a los chicos a dar lo mejor de sí.

¡Vamos por más aventuras!