ENTREVISTA CON CECILIA ALDAY: EL CAMINO HACIA LA PASANTÍA



Los estudiantes de quinto año del nivel medio visitaron las universidades Nacional de Córdoba, Católica, Blas Pascal y Siglo XXI, en el marco de la materia Formación para la Vida y el Trabajo que lleva adelante la Psicopedagoga Cecilia Alday.

En ese sentido la profesora explicó el objetivo de su instancia curricular: “Trabajamos todo el año para un proyecto final. El eje de la materia se centra en el horizonte vocacional y ocupacional de los alumnos pronto a egresar de Castelfranco. En ese recorrido van haciendo trabajos de auto-conocimiento, después hablamos de lo vocacional y luego nos enfocamos en la oferta educativa”.

Allí es donde los alumnos asisten a las diferentes facultades en las jornadas de puertas abiertas y en la personalizada que brinda la Católica. Averiguan por las carretas, las comparan entre sí, empiezan a reconocer qué les gustaría estudiar, las maneras en que se dictan, para empezar a pensar de estudiar en un lugar u otro.

“La idea es que se saquen dudas sobre las carreras que les gustan, en qué Universidad podrían estudiarla y después este proyecto se continúa en la materia de Formación para la Vida y el Trabajo 6 que se enfoca en la pasantía laboral”, agregó Alday.

LA IMPORTANCIA DEL ESPACIO.
La decisión sobre qué se va a estudiar en la Facultad no siempre es un proceso fácil de afrontar. Por eso para Cecilia “el espacio es muy valioso, los chicos se enganchan y terminan valorando mucho el trabajo de autoconocimeinto”.

A la hora de apuntar a lo más valioso en dicho tránsito no duda: “Que se conozcan a ellos mismos, eso es lo más importante. Los “mandatos” son puestos a debate para que los alumnos reconozcan lo que les es propio: “Lo que tratamos de trabajar es que se conozcan en función de sus habilidades y competencias, de sus intereses y gustos. En definitiva, que puedan pensarse y empezar a disipar mandatos tales como ‘con esto te llenás de plata’. ‘con esto te morís de hambre’, ‘no vas a tener trabajo’ o ‘mi papá quiere que sea tal cosa’. Algunos de esos factores influyen desde lo positivo y otros de manera negativa. Ellos tienen que poder poner su propia decisión frente a todo esto”, explicó la licenciada.

Las visitas a las universidades están enmarcadas en un proyecto académico, por lo cual luego de realizarlas, trazan fortalezas y debilidades de las facultades, qué les parece positivo, lo que les gustó y no les gustó, comparan las propuestas de las mismas carreras y todo eso se adjunta para el año próximo y llegar a la pasantía laboral con mayor conocimiento.

EL GRAN DEBATE DE LAS PASANTÍAS.
En los últimos días nació un nuevo debate en el sistema educativo: ¿pasantías sí o no para los chicos? El contexto social ante la posibilidad de una “Reforma Educativa” acerca puntos disidentes.
En Castelfranco el Proyecto de pasantías se realiza desde hace varios años y al respecto Cecilia Alday manifestó: “Para nosotros es una instancia importante y los chicos la valoran. Les da un marco y la posibilidad de la experiencia. Ellos están a gusto y a nosotros nos parecen un proceso valioso”.

Además puntualizó algo que los alumnos valoran: “Ellos elijen y buscan dónde quieren hacer la pasantía. En sexto año empiezan a pulir el proyecto con la profesora Lucila Andreucci profundizando las opciones elegidas previamente. Pero sí no eligieron, se los continúa acompañando en esa búsqueda.. Eso sí: las pasantías tratamos de que no las hagan en empresas de las propias familias, pero sí que otros padres acerquen posibilidades”, concluyó.