UNA DESPEDIDA A LO CAMPEÓN



Todo terminó donde había empezado. En esa misma cancha, cuando cursaban el primer año del Secundario, este grupo de alumnos/jugadores se miró a los ojos y se prometió la gloria. No sólo la de salir campeones –como ocurrió finalmente aquella vez- sino la brindarse por el compañero y se respetuosos de los rivales. El último sábado la historia volvió a repetirse. El escenario fue el mismo que hace seis años y el grito también: “Campeón”.

undefined


En el marco del torneo LEFIS Anual, Castelfranco se llevó el campeonato en la última fecha al vencer 2-1 a la escuela Cinco Ríos, en una definición para el infarto. El rival llegó a la última cita como líder con 28 unidades y le alcanzaba con empatar para el gran festejo; a Castel le quedaba una sola posibilidad: ganar y terminar primero en la tabla, un puntito arriba.
Y la magia golpeó la puerta. En un partido “picante”, de tarjetas y emociones al máximo, los chicos cuidaron la victoria con oficio y entre nervios lograron lo más difícil: vencer al entonces puntero y quedarse con el gran premio.

undefined


Después de la alegría y el alivio, del grito y la euforia, todos volvieron a mirarse las caras como aquella primera vez y el recuerdo los conmovió: en esa misma cancha, todos más petisos, habían sido campeones, pero sobre todo habían comenzado a construir un grupo humano, leal, solidario. Y ese título, quizá invisible, queda para siempre en la vitrina de sus memorias.

¡Felicitaciones a los chicos y su DT por el logro! Y por sumar otro trofeo como en 1°, 2° y 5° año, por citar sólo algunos.