SOFIA CASTOLDI: "EL CONI ES UN VIAJE DONDE NO EXISTE LA EDAD"



Sofía Castoldi cuida a las mellizas Paloma y Antonia. Ella tiene un sueño que ya cumplió cinco veces. Pero la atrapa tanto que en 2017 va a repetir: viajar a los Juegos de la Juventud. Entonces decide trabajar de niñera y llega al objetivo.

Sofi fue la alumna más grande de la delegación y aportó su experiencia hacia los más chicos en los últimos Juegos de la Juventud, en Buenos Aires. “Es un viaje que amo, me prometí en sexto grado junto con amigas no faltar a ninguno. Me encanta el deporte y lo que se vive ahí. Para mí en ese viaje no existe la edad. Todos nos apoyamos uno al otro sin importar si en el cole no te hablás”, explica sin dejar dudas.

undefined

En esta ocasión ella participó en atletismo, en las disciplinas bala y jabalina. Y más allá de los resultados deportivos, comenta lo más importante de la experiencia: “Hay mucho compañerismo. Es demostrarle al otro que no está solo en la cancha. Vas a alentar a nenes de sexto grado y después ellos lo hacen con vos”. 

Durante la estadía, el verbo compartir se conjuga en su máxima expresión. Dormir, desayunar, jugar y vivenciar con el resto genera comunión y cuando ella lo recuerda no disimula la sonrisa: “Si alguien pierde le decís que ‘todo está bien’. Yo tenía miedo de viajar esta vez porque mis amigas no iban y pensé que podía estar sola. Y no. Ahí me di cuenta que este viaje no tiene edad”.

El esfuerzo por estas en una nueva edición valió la pena. Se le nota cuando habla y recuerda imágenes de Buenos Aires. Y comenta: “Trabajé de niñera para ahorrar y poder viajar. Cuidaba a Antonia y Paloma y pensaba en el Coni, iba tachando los días”, dice esta estudiante de quinto año que todavía conserva dicho trabajo.

undefined


PERSEGUIR LOS SUEÑOS.
Sofía recuerda cuando con el equipo de Handball ganar era un sueño imposible. Pero el esfuerzo y el compromiso de entrenar y entregarse, al final, dio los frutos. De conocer la derrota llegaron medallas importantes: el año pasado fueron segundas en un estadio que reventaba de gente.

“Rescato valores como el compañerismo y la valentía. Y el apoyo de los profesores, uno más increíble que otro. Una relación que va más allá del Profesor-Alumno. Al final se forma una amistad”, cierra la más experimentada de la delegación.

undefined