"ES MUY LINDO LO QUE SE VIVE"



Ella no puede disimular la alegría. A través de su celular –en video llamada- les cuenta a papá Federico y a su hermana que acaba de ganar la medalla de oro en salto en alto. Del otro lado de la pantalla llega un grito de felicidad y hay festejos. Esa escena sucedió en los últimos Juegos de la Juventud y la vivió Agustina Dittrich, alumna de primer año de Castelfranco que volvió del CONI con dos medallas de oro y un bronce.

“Es un evento depundefinedortivo y social. Es muy linda la experiencia que se vive. Siempre tenes tus amigos que alientan junto a los profes. Cuando te apoyan te sacan una sonrisa, te motivan, te da más ganas de ganar y se van los nervios”, cuenta Agus, quien saltó 1,25 para quedarse con la presea dorada en salto en alto. Además, la atleta consiguió otro oro en salto en largo en un final apretadísimo: “Salté 4,19 metros y otra chica quedó en 4,18. Me sirvieron mucho las correcciones de mi entrenador Mariano Acosta. Fui mejorando y eso me dio la posibilidad de quedar primera”.

undefined

Agustina habla del CONI y encuentra plenitud. Lo vivido en Buenos Aires va más allá de ganar o perder. Incluso con la tercera medalla de bronce que trajo junto a Justina, Camila, Julieta, Justina en disciplina posta. “Si no había medallas el viaje estaba bueno igual. Es una experiencia muy linda que te da oportunidades, como la posibilidad de quedar seleccionado para ir a Italia. Hacés nuevos amigos, compartís con otros chicos”, rescata.

En su memoria quedan varios momentos inolvidables. Elige tres: “Me quedo con la foto que nos sacamos todos juntos con el drone. Otra es con mis amigas después de haber ganado la medalla de oro. Fueron a alentarme y fue muy lindo. El otro es cuando festejábamos todos juntos el triunfo de un compañero o de un equipo del Castel”.

undefined

Cuando habla de las medallas conseguidas, Agustina se emociona y trata de buscarle palabras a ese instante: “Cuando ves que te ponen la medalla o que ganaste te sentís con un  alivio interno. Decís ‘di todo lo que pude y llegué a ganar una medalla de oro’. Es una sensación muy linda porque entre muchas personas que fueron vos estuviste ahí.

Hacia el final deja un mensaje para aquellos que todavía no se animaron a viajar o se les hace difícil: “Si te gusta un deporte, hay que tratar de ir, hacer un esfuerzo y perseguir tu sueño”.